Buen Pastor - Donostia - San Sebastián Centro

Local diáfano y céntrico

Útiles
86m2
Construidos
120m2
Antes por 590.000€
390.000€
En alquiler por
1.150€

Ubicación:

Centro, junto al Buen Pastor, en la calle Urdaneta. A un paso de todo y con tránsito de gente.

Estado y distribución:

Precioso local de forma rectangular, diáfano y con un buen escaparate. Dispone de techos altos que le otorgan una gran amplitud.

Actualmente está distribuido en una planta con zona comercial, oficina, pequeño almacén y un  aseo. Podría redistribuirse de manera sencilla en diferentes estancias  si se necesitara. Además, cuenta con una pequeña entreplanta muy ligera  (estéticamente muy bonita) a la que se accede mediante diferentes escaleras que servía para exponer libros. Además de la entrada, tiene una ventana en la parte trasera que ventila a patio. 

El local se encuentra en muy buen estado, cuidado y mantenido. Actualmente dispone de licencia de librería pero por su tamaño y forma bien podría ser una bonita librería con cafetería, un centro de pilates o gimnasia, una clínica de fisio, podología, estética, una oficina o delegación, una academia...Te ofrece múltiples posibilidades con no demasiada inversion.

Posibilidad de alquiler, venta o alquiler con opción de compra.

Edificio:

Este inmueble pertenece a una buen finca con portal rehabilitado. El local dispone de entrada a través del local aunque actualmente está condenada pero podría recuperarse si fuera necesario.

 

 

Características

  • Baños: aseo
  • Diáfano

Equipamiento

  • Calefacción Bomba de calor

Edificio

  • Antigüedad 1900
  • Distribución plantas: planta baja y entreplanta

Conservación

  • Paredes Buen estado
  • Ventanas Buen estado
  • Suelos Buen estado

Gastos

  • 100
Donostia - San Sebastián Centro Buen Pastor

Consumo eléctrico

A
B
C
D
E
F
G
G 327,00
Consumo
kwh/m2 año

Emisiones de CO²

A
B
C
D
E
F
G
F 61,00
Emisiones
kgCO2/m2 año

El certificado energético nos da información sobre la calidad de la construcción y equipamiento de una vivienda. Una mejor eficiencia energética le favorece económicamente y es mejor para el medio ambiente.

Compartir